SIMPLEZA ALTIPLANICA

La vida en la frontera dudo que sea fácil, las extremas temperaturas y el aislamiento que sobrellevan día a día sus habitantes quizás no cualquier mortal los lograría soportar. La inocencia de la infancia a veces hace que los niños que allí viven lleven su vida con alegría y alejada de los ruidos urbanos que muchas veces contaminan la infancia. Alejados de celulares y tablets, alejados de otros niños, alejados de las alegrías mundanas que proporciona nuestro citadino vivir, ellos viven la alegría de la simpleza, de la naturaleza y por sobre todo, de su unión como familia.

Fotografìas hechas por Osvaldo Chacòn Encina en la localidad de Mauque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s