LAS MISERIAS DE LA SALUD

LAS MISERIAS DE LA SALUD

Por Oz Chacón Encina.

Más de 25 dias lleva esperando. Tiene que dormir en la fría acera apoyada en las paredes amarillas del servicio de urgencias del hospital Viedma porque no tiene dinero para un hospedaje, tampoco tiene familia en Cochabamba. La señora Gladys Suarez llegó desde Villa Tunari hace ya casi un mes para cuidar de su hija, quien se encuentra hospitalizada en dependencias del nosocomio a causa de problemas renales. Esta madre de 65 años debe soportar callada dia y noche el caprichoso clima de la ciudad por estos dias y a veces, al igual que sus esperanzas, se congela. Esta es tan solo una de las realidades que se vive a diario en el hospital mas grande de Cochabamba.

Saturación de camas, colapso de atenciones y falta de servicio son tan solo una pincelada de las carencias con las que ya se han habituado los que circulan aqui. Hay ocasiones en las que incluso mujeres que después de haber dado a luz deben de pernoctar con sus hijos recien nacidos sobre una colchoneta de espuma en el suelo de maternidad. Su directora, Deysi Rocabado argumenta que sufren una escases de recursos , ya que la alcaldía de Cercado mantiene una deuda de 33 millones de Bolivianos por servicios de emodialisis y atenciones a pacientes de la tercera edad.
EL INEVITABLE COLAPSO

Otro factor que mantiene en las cuerdas al Viedma, son las derivaciones que se hacen desde hospitales de inferior nivel, lo que hace colapsar su sistema, debiendo muchas veces mantener en espera a ancianos que desde temprano llegan con la ilusión de que el galeno de turno mitigue su dolor. Los mandiles blancos abundan, pero no todos los que los portan estan capacitados verdaderamente, pues tambien abundan los rostros cansados de los internistas universitarios, que día a día forman su carrera. Especialistas hay pocos, no asi las ambulancias de los diferentes centros médicos repartidos en Cochabamba que aparecen cada 10 minutos con pacientes que necesitan las aptitudes de un hospital de tercer nivel.
14 son las camas con las que cuenta su servicio de urgencias y muchas veces no son suficientes, enfermos siendo atendidos en sillas de escritorio es una constante, pero no solo en urgencias, pues en las entrañas del hospital la realidad es similar, sus más de 200 camas se quedan cortas ante la gran demanda. nueve de terapia intensiva, 190 de internacion y solo cinco de terapia intermedia. En ocasiones, pacientes pasan dias esperando en los pasillos la liberacion de una de estas camas para su final internación.

LA MALA PRAXIS

Las denuncias por mala praxis no son comunes, pero tampoco escasas. Muchas veces estas quedan a medio camino o simplemente se desvanecen ya que no cuentan con la perseverancia que un sistema lleno de burocracia demanda. Son solo cuatro los médicos para realizar auditorias y solo una la entidad a la que se le esta permitido.
El servicio departamental de salud SEDES y su estadística muestra que por año reciben mas de 100 denuncias provenientes de casos ocurridos en diferentes centros de atencion medica y solo el 11 por ciento se han resuelto. Desde el año 2007 hay 100 solicitudes que siguen en espera. Es por esto que se priorisan las denuncias emitidas desde el ministerio de salud o la fiscalia, que tienen implicancia de personas muertas o lesiones con consecuencias graves.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s