EL VIA CRUCIS DEL PEATÓN Q’CHALA

    Aceras en mal estado, conductores iracundos y comercio avasallador es el panorama que día a día deben sortear los peatones en las maltrechas calles de cercado. En el sector de la cancha principalmente, el comercio prácticamente se ha tomado las vías de tránsito peatonal dejando muy poco espacio a los transeúntes, quienes deben aventurarse por las vías dedicadas en exclusiva a las movilidades en su trayecto, arriesgándose a ser atropellados por un microbus, trufi o particular. no dejando mas opción. Es aquí donde inicia el peligro, pues su integridad física queda a su suerte, ya que la falta de una adecuada señalización, pasos cebras o simplemente un semáforo peatonal, que sería de inmensa utilidad, se presenta como una verdadera quimera.
Por la calle San Martín el panorama es complejo, es aquí donde definitivamente no hay paso  ya que la oferta de colores y productos es variada y avasalladora, los anuncios y mercancías de toda índole invaden la visual como así también el buen transitar. Señoras ofertando a quien se cruce por su camino bloquean el paso, las movilidades inundan tambien las arterias de la capital valluna, dejando el libre transito detenido cual fuese una protesta de taxistas y son precisamente estos a quienes la empatía abandono, su total indiferencia por el peatón no les permite siquiera detener su marcha, aun que este tenga el derecho de paso.

según la ley de transito boliviana, el peatón tiene la preferencia, pero ya en la práctica no ocurre como lo especifica. según la autoridad policial la cifra de peatones atropellados en las calles de la Llajta sube cada año, elevándose ya por sobre los 230 en los seis primeros meses, 73 de ellas tan solo en el mes de abril.
otra arista que entorpece el libre transitar nuestro de cada día son las aceras en pésimo o decadente estado. Van desde desniveles colosales hasta hoyos en los que es muy fácil tropezar, y este panorama se extiende por las principales arterias céntricas. siendo las calles Aroma, 25 de mayo y la calle José de San martín sus estandartes.
La poca prudencia y total desentendimiento por las normas viales es moneda de cambio en estas calles. comerciantes ofertando al lado de un letrero que especifica que no puede haber comercio en ese lugar, se hacen la burla de las leyes. La poca presencia del ente fiscalizador, que en este caso es la intendencia es otro cómplice de este actuar, ya que en este caso en particular brilla por su ausencia.
según datos de la propia intendencia, existen cerca de 60.000 comerciantes, de estos 38.000 son autorizados para operar por el municipio y más de un cuarto de ellos venden sus productos en las aceras y un número desconocido, pero alto, lo hacen sin un permiso municipal. osea comercio ilegal, que no hace mas que engrosar y atiborran las aceras, empequeñeciendo todavía más al transeúnte.
Este es el vía crucis del peatón K’chala y seguirá siéndolo por mucho tiempo. arriesgando día tras día su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s